04 marzo 2012

Play

PLAY.




Y entonces mi cerebro pasa a otra dimensión, a otro plano paralelo desde el cual todo se observa y siente diferente. Mi visión del mundo es la misma que la de los demás, pero mi cabeza procesa las sensaciones diferente. El sol brilla más fuerte, la noche tiene más estrellas y el césped es más verde. Todo es más intenso a la vez que difuso, todo es más caótico a la vez que concreto.
Mis ideas vagan sin cesar de un lado a otro, como estrellas fugaces que a penas se dejan ver, a penas dejan pedir un deseo, pero a veces tienes la suerte de poder hacerlo. Y entonces sonríes, sabes que no tiene sentido, pero aún así te gusta hacerlo.
Es como si fuera otra persona, la parte inconsciente de mi ser se esconde ahí, siempre al acecho pero siempre segura, en una parte inquebrantable de mi ser, tan profunda y tan intrínseca que no se me permite vivir sin ella. No puedo.


PAUSE.

4 susurros:

Laura Colored dijo...

Hacía muchíiiisimo que no te veía por aquí..!

Marina dijo...

Esa parte de ti, es imprescindible, la que te haces que tú seas más tú, especial, y única. Y es así, sin música, no se podría vivir, o la vida sería un error, entonces, el error descontrola todo tipo de realidad. Todo "messed up", al menos para ti, o para mí.
PS: Se me hace raro escuchar a Russian cantando en castellano. :)

Le péché de Venus dijo...

Mil veces te repetiré, y me cansaré de gritar, lo que sientes tu por la música, muy poca gente lo siente, sientes vibrar, electricidad...¿Verdad?
Qué ganas de comenzar el nuevo blog avec toi ^^

.A dijo...

hay que ponerle una banda sonora a la vida

Publicar un comentario

¿Y tú que piensas? Venga, cuéntamelo al oído